Inmortales

Los seres inmortales no están sujetos a las cadenas del tiempo y pueden vivir en Mundo indefinidamente, salvo que sean destruidos.  Son seres con la misma esencia que los dioses pero con mucho menos poder. Muchos han tomado formas materiales y viven en el mundo, entre los mortales. Aunque son espíritus no mortales, pueden llegar a ser destruidos, o al menos expulsados definitivamente de Mundo, devolviendo su espíritu a la esencia de Marish.

Algunos de estos espíritus inmortales han adoptado la forma de grandes demonios servidores de Trako, como Bel’gaur o Baal’moth. Otros espíritus están asociados a lugares concretos, como arroyos o colinas, y actúan como defensores de estos lugares sagrados. También se cree que los hermanos Dilvanor y Silvanor Lassion son espíritus de este tipo.

Los dragones más fuertes, los demonios, los liches y los brujos que hayan alcanzando suficiente poder pueden llegar a ser inmortales también. Aunque el cuerpo de un inmortal sea destruido, su alma le sigue perteneciendo, por lo que es posible que reviva. La ayuda de terceros y el tiempo suelen ser los mejores aliados de un inmortal sin cuerpo en Mundo. Tienen toda la eternidad para lograr volver.

Baal’moth, Bel’gaur, Huumal.